Clinica de Nutrición Madrid

BLOG

Vitamina B12 y ácido fólico podrían no ser útiles en prevenir la demencia

23 noviembre, 2014

Vitamina B12 y ácido fólico podrían no ser útiles para evitar demencias

Un solo nutriente no protege de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer, sino que hay que llevar una vida saludable que incluya, entre otras cosas, una dieta adecuada y ejercicio físico aeróbico regular, según expertos.
Ana Callejo Mora | ana.callejo@unidadeditorial.es Correo Farmacéutico 15/11/2014
El consumo de suplementos de vitamina B12 y ácido fólico no reduciría el riesgo de problemas de memoria y razonamiento en personas mayores con niveles altos en sangre de homocisteína, como se creía. A esta conclusión han llegado investigadores de la Universidad de Wageningen, en Países Bajos, coordinados por Rosalie Dhonukshe-Rutten, que publicaron su trabajo la pasada semana en la edición electrónica de Neurology. Para concluir esto, los autores reclutaron a 2.919 personas de 65 años y mayores de esta edad (la media se estableció en 74 años) y les dieron un comprimido con 400 microgramos de ácido fólico y 500 µg de vitamina B12 o placebo a diario durante dos años. Les realizaron pruebas de memoria y habilidades de razonamiento al principio y al final de la investigación.

Vitamina B12
Ampollas de vitamina B12

“Se trata de un estudio muy potente e interesante, puesto que la muestra es grande y está bien diseñado. Demuestra que este suplemento no mejora la memoria ni la capacidad intelectiva del individuo sano mayor. Los resultados no son excesivamente sorprendentes porque corroboran lo que la comunidad neurológica, tanto española como americana, ya estábamos viendo: no se debe usar la vitamina B para prevenir los problemas de memoria salvo en casos de hiperhomocisteinemia o déficit demostrado de vitamina B12 o ácido fólico”, valora para CF Alberto Marcos, coordinador de la Unidad de Demencias del Hospital Clínico San Carlos, de Madrid. Por tanto, “no se debe administrar de manera indiscriminada cuando no se ha demostrado un efecto positivo”.
En pacientes con pérdida de memoria la Sociedad Española de Neurología (SEN) no recomienda el uso de vitamina B. Sólo son últiles en casos en los que la vitamina B12 y los folatos estén muy bajos y hayan provocado la pérdida de funciones cognitivas. ¿Y por qué antes se hacía una recomendación general? “Por la falta de medicamentos eficaces específicos para la enfermedad de Alzheimer”, responde Marcos. “Cuando ya hay un déficit de memoria las vitaminas no tienen un efecto reparador”, reitera Guillermo García-Ribas, coordinador del Grupo de Estudio de Conducta y Demencias de la SEN.

No hay nutrientes milagrosos

“No se ha encontrado un nutriente, vitamina o factor nutricional aislado que sea protector del Alzheimer. Lo que sí parece es que llevar un estilo de vida determinado con una preocupación por una nutrición completa y adecuada podría influir”, explica García-Ribas, añadiendo que “estudios epidemiológicos como el de Laura Fratiglioni, del Instituo Karolinska, en Estocolmo (Suecia), están demostrando que los que ingieren más ácidos grasos omega-3, a través de, por ejemplo, las nueces presentan una mejor salud cerebral”. Precisamente, una revisión bibliográfica de Fratiglioni, publicada en 2014 en Mechanisms of Ageing and Development, contempla que los suplementos de vitamina B12 y ácido fólico no tienen impacto positivo sobre la función cognitiva, a pesar de que podrían ser eficaces en la reducción del nivel de homocisteína en plasma.
Al respecto, el neurólogo del Clínico indica que, “por desgracia, en los últimos 2 ó 3 años, un suplemento dietético basado en ácidos grasos omega-3 es de las pocas novedades que han llegado al mercado en el tratamiento del Alzheimer. Desde hace más de un año lo recetamos a pacientes con grado leve. Parece que estos ácidos protegen las neuronas y mejoran la sinapsis neuronal, evitando el deterioro cognitivo”.
Carmen Terrón, del Servicio de Neurología del Instituto de Neurociencias Avanzadas Madrid (Ineamad) del Hospital Nuestra Señora del Rosario, de Madrid, está en sintonía con García-Ribas: “Este estudio pondría de manifiesto algo que todos los que nos dedicamos a deterioro cognitivo sabemos: no hay una sola manera de prevenirlo. Quiere demostrar, como otros trabajos anteriores, que los suplementos vitamínicos no son el único elemento a tener en cuenta en la prevención de la demencia. Tomar vitamina B, aun en el caso de presentar hiperhomocisteinemia, no es el único factor para prevenir el deterioro. Su prevención parece que ya es una realidad, pero dentro de un enfoque multidisciplinar, que incluya dieta adecuada, ejercicio físico aeróbico regular, estimulación cognitiva y control de factores de riesgo vascular (como la hiperhomocisteinemia).”
La homocisteína elevada debe seguir tratándose con suplementos vitamínicos
Un estudio de la Universidad de Wageningen (Países Bajos), publicado la semana pasada en Neurology, sugiere que los suplementos de vitamina B12 y ácido fólico podrían no ser últiles en la reducción del riesgo de pérdida de memoria en hiperhomocisteinemia. La homocisteína es un aminoácido que podría ser tóxico para las neuronas y las células endoteliales vasculares, y en niveles elevados se ha relacionado con debilitamiento cognitivo y demencia.
Según Carmen Terrón, del Instituto de Neurociencias Avanzadas Madrid, del Hospital Nuestra Señora del Rosario “los niveles de este aminoácido dependen de las vitaminas B12 y B6. No se puede concluir de este estudio que el tratamiento de la hiperhomocisteinemia -los suplementos de vitamina B- no sea necesario ni eficaz. Debe ser un práctica habitual en nuestras consultas la realización de controles periódicos para valorar la necesidad o no de prescribir suplementos vitamínicos en función de la normalización de los niveles de homocisteína. Si no es preciso continuar con estos suplementos se deben suspender y realizar más adelante controles de los niveles de homocisteína”.

logonb

C/ Isaac Peral 12, Entrepl. Izda. 28015 Madrid

Contacto
info@clinicadenutricionmadrid.es

Atención

Teléfonos
915501427 / 682152096

Horarios
Atención telefónica:
Lunes a Viernes 10h-14h y 16h-20h
Horario asistencial:
Lunes a Jueves 10h-14h y 16h-20h

Política de cookies

Protección de datos

© Copyright 2018 - Clínica de Nutrición Madrid