Clinica de Nutrición Madrid

BLOG

Las dietas 'milagro' pueden perjudicar más que adelgazar después de Navidad

2 enero, 2015

Las dietas ‘milagro’ pueden perjudicar más que adelgazar después de Navidad – DiarioMedico.com

Perder peso tras la Navidad

Las dietas ‘milagro’ pueden perjudicar más que adelgazar después de Navidad

Tras la navidad, mucha gente se propone perder las calorías de más que se han cogido durante todos estos días de comidas y cenas inusuales en los hábitos cotidianos. Sin embargo, ponerse a dieta puede ser dañino si no se hace adecuadamente.
Las dietas ‘milagro’ pueden perjudicar más que adelgazar después de Navidad – DiarioMedico.com

Las navidades han pasado y nos han dejado alegrías y excesos alcohólico-festivos que son difíciles de ocultar. Mucha gente tras la navidad se dispone a hacer dietas. En el mundo de las dietas milagrosas hay muchas encaminadas a depurar nuestro organismo después de las navidades. Así, por ejemplo, podemos encontrar dietas basadas en el consumo de proteínas.
Una dieta hiperproteica no significa que esté basada en proteínas. Se puede tener una dieta con mayor aporte de hidratos y grasa siendo aun así hiperproteica por la cantidad que consumimos respecto a nuestro peso corporal. El exceso de proteínas ocasiona un descenso del pH que lleva al organismo a desplegar mecanismos que alteran el metabolismo, las funciones hépática, renal y que ponen en riesgo la salud de nuestros huesos. También hay alteraciones hormonales debidas a la acidosis del medio.
La dieta Dunkan es una dieta alta en proteínas que recomienda, entre otras cosas, beber mucho líquido al día (entre dos y tres litros). Se puede experimentar una insuficiencia de vitaminas, fibra y sales minerales, así como la pérdida de energía. Además, científicos de la Universidad de Granada demostraron que esta dieta puede aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades renales a largo plazo y empeoran los marcadores urinarios y morfológicos del riñón.
Otra dieta muy sonada actualmente es la dieta Pronokal, una serie de preparados proteicos de diferentes sabores y texturas, totalmente industriales, junto con algunas verduras permitidas y otras algo más restringidas.
Un estudio, publicado en marzo en la revista Endocrine, destaca que la dieta proteinada (Pronokal) muestra resultados más efectivos en pacientes con obesidad frente a una dieta hipocalórica. El estudio se elaboró con un ensayo clínico nutricional, aleatorizado y controlado con un seguimiento de 2 años realizado en la unidad de Obesidad Hospitalaria del Hospital Gregorio Marañón, en Madrid.
Los principales resultados del estudio revelaron que la pérdida de peso a 12 meses fue 3 veces superior en los pacientes PronoKal y solamente estos pacientes mostraron una reducción significativa del IMC, también casi 3 veces superior, al finalizar el primer año. Los pacientes tratados con esta dieta no presentaron efectos adversos graves, aunque se documentaron algunos efectos secundarios como náuseas, estreñimiento o dolores de cabeza.

Efecto rebote

Lo que sucede es que este tipo de dietas tienen un efecto rebote, porque el organismo se adapta al escaso consumo de los nutrientes que ofrece la dieta. Es decir, lo que hace el cuerpo es ralentizar el metabolismo para no tener que consumir sus propias reservas de grasa.
Por este motivo, al volver al consumo habitual de los nutrientes necesarios para el cuerpo, se sufre un efecto rebote en el que no solo recupera el peso habitual sino que además gana peso, ya que el ahorro nutricional al que se había acostumbrado durante el periodo de dieta es superado por los nutrientes que habitúa a consumir.

Mejor establecer hábitos diarios saludables

Según el jefe de servicio de Endocrinología del Hospital Universitario Quirón Madrid, Esteban Jódar, “uno de los conceptos que se tenía claro en relación a la pérdida de peso en la obesidad era que como tantas otras cosas en la vida es mejor ir ‘despacio y con buena letra’ a la hora de bajar peso. De hecho, la pérdida rápida de peso se considera un factor de riesgo para recuperar ese peso rápidamente y fracasar en el intento”.
“Necesitamos armas para conseguir cambiar los hábitos a largo plazo de las personas con problemas de peso, ese es el desafío en el que esperamos avances en el futuro cercano; si no, será un ejemplo más de ‘pan para hoy y hambre para mañana’, pero al revés”, concluye Jódar.

© Copyright 2018 - Clínica de Nutrición Madrid