Identificación de los alimentos en el informe de resultados

Los alimentos analizados aparecen en el informe clasificados por familias de alimentos de la siguiente manera en:

Resultados analíticos

i) Alimento Negativo (círculo verde),

ii) Alimento Positivo + (círculo amarillo),

iii) Alimento Positivo ++ (círculo naranja), y

iv) Alimento Positivo +++ (círculo rojo).

Resultados analíticos

A continuación de esta clasificación hay una hoja resumen con los alimentos que hayan resultado intolerantes e hipersensibles. En esta hoja se indican sólo los alimentos intolerantes bajo el siguiente epígrafe:

Alimentos que debe suprimir

i) Positivo + o Reactividad Incierta,

ii) Positivo ++ o Reactividad Clara, y

iii) Positivo +++ o Reactividad Muy Clara.

Esta identificación de los alimentos junto con la anterior corresponde a los resultados expresados según la terminología de laboratorio y equivale a la siguiente descripción:

i) Alimento Negativo o círculo verde = Alimento Tolerado

ii) Alimento Positivo + o Reactividad Incierta o círculo amarillo = Alimento con Intolerancia Baja

iii) Alimento Positivo ++ o Reactividad Clara o círculo naranja = Alimento con Intolerancia Media

iv) Alimento Positivo +++ o Reactividad Muy Clara o círculo rojo = Alimento con Intolerancia Alta

Seguidamente en el informe se amplía la información de los alimentos intolerantes con una descripción detallada de aquellos alimentos que pueden contener en su composición de forma \”oculta\” los alimentos que han resultado intolerantes:


Alimentos relacionados que presentan intolerancia

En esta relación se indican alimentos preparados o procesados que pueden contener el alimento intolerante y en cuyo caso también hay que eliminar. En algunos casos, se presentan alimentos alternativos a los alimentos intolerantes y en los que hay que considerar que si los alimentos alternativos que se ofrecen también han resultado intolerantes por otra parte, entonces no son válidos como alternativa.

¿Qué quiere decir intolerancia baja, media o alta?

A efectos prácticos vamos a tratar a los alimentos intolerantes de esta forma: alimentos de intolerancia baja, media o alta y, ante todo, conviene aclarar que este grado de intensidad de la intolerancia e hipersensibilidad del alimento (bajo, medio o alto) no está relacionado con el perjuicio que nos puede causar el alimento intolerante, es decir, no significa que un alimento con intolerancia baja produzca síntomas de carácter leve o bajo, y tampoco significa que otro alimento con intolerancia alta vaya a provocar síntomas más acusados. Más bien este grado de intolerancia está relacionado con la intensidad de la respuesta inmune que ese alimento es capaz de generar y, por tanto, la capacidad de producir inmunoglobulinas G (IgG); que es lo que se ha analizado de forma muy precisa. Hay que tener en cuenta que la sensibilidad del método es muy alta y bastan mínimas cantidades de IgG producidas por un alimento para que éste resulte \”Positivo +\”. En resumen, los alimentos con intolerancia baja son capaces de producir una concentración baja de IgG, mientras que los de intolerancia media producen una concentración mayor y los de intolerancia alta aún
mayor que los anteriores.

Si nos centramos en los síntomas o perjuicios que nos pueden causar los alimentos intolerantes hay que aclarar que estos síntomas no dependen de que esos alimentos sean de intolerancia baja, media o alta, es decir, la intolerancia alimentaria no es dosis-dependiente, en cuanto a los síntomas que nos puedan producir. Dicho de otro modo, si consumimos ocasionalmente un alimento con intolerancia baja, no quiere decir que como su intolerancia es baja nos producirá con menos probabilidad un efecto negativo. La intolerancia del alimento, en cuanto a los síntomas se refiere, no
está relacionada con que aquélla sea baja, media o alta, sino al hecho de que el organismo esta hipersensibilizado a ese alimento y bastan cantidades mínimas, trazas, para que su efecto indeseable se siga produciendo. Por ello, para que la aplicación de los resultados del test surta efecto es necesario eliminar absolutamente el consumo de cualquier alimento intolerante, sea de intolerancia baja, media o alta. Eliminarlo absolutamente significa eliminar completamente su consumo como alimento propio o formando parte de otros alimentos, incluso en proporciones
mínimas, tan pequeñas como en trazas. Ante la duda de que un alimento contenga el alimento intolerante, debemos evitar siempre su consumo. Este aspecto es de vital importancia para que la aplicación de los resultados del test tenga efecto.


Entonces ¿qué significa y qué diferencia hay entre un alimento con intolerancia baja, media o alta?

Esta diferencia es la que nos va a determinar el tiempo que necesitamos eliminar el consumo de ese alimento para que pueda dejar de ser intolerante. Cuando un alimento es de intolerancia baja significa que la intensidad de la respuesta inmune detectada en el laboratorio, es decir, la capacidad que el alimento tiene para generar IgG, es baja y, por tanto, la concentración de IgG que produce en el organismo es baja, por ello, necesitaremos menos tiempo para eliminar las IgG del organismo que las de un alimento que presenta intolerancia alta. Este aspecto es variable y no siempre resulta de la misma forma, es decir, que un alimento intolerante puede o no dejar de serlo después de un período de eliminación absoluta de su consumo. Eso no lo
sabemos con seguridad, aunque la experiencia nos indica que habitualmente suele ser así. Para saberlo con certeza habría que repetir el test o bien hacer la prueba de  reintroducción del alimento.

Tiempo de eliminación del consumo de los alimentos intolerantes

Este tiempo es variable y depende de varios factores. Primero depende del grado de intolerancia, es decir, si es baja, media o alta. En segundo lugar, de la presencia de síntomas y, después, de otros como la edad, sexo, estado físico, estado clínico, etc. Por tanto, su estimación es compleja. En nuestro informe, de forma general, aconsejamos al menos un mes y medio, pero considerando la presencia de síntomas y los niveles de intolerancia es recomendable mantener la eliminación de alimentos con intolerancia baja entre 2-3 meses, los de intolerancia media entre 4-6 meses y los de intolerancia alta entre 8-12 meses. Para una valoración más acorde con la experiencia y considerando criterios más concretos, consulte con nuestro especialista.


Reintroducción de alimentos intolerantes después del período de eliminación

Al cabo del tiempo de eliminación se puede reintroducir un alimento, para ello, elegiremos siempre sólo uno de los alimentos intolerantes y de intolerancia baja.

Iniciaremos su consumo una vez a la semana y mantendremos así su consumo durante dos o tres semanas más. Durante este tiempo observaremos si se reproduce alguno de los síntomas que padecíamos anteriormente y que se había corregido con la eliminación de los alimentos intolerantes. Si al cabo de ese tiempo no se han reproducido los síntomas podremos consumir ese alimento dos veces por semana durante 2-3 semanas más. Con esta pauta podremos ir reintroduciendo alimentos intolerantes de forma muy lenta y progresiva, una vez cumplido el período de eliminación de cada nivel de intolerancia, y procediendo siempre de la misma forma: primero con los alimentos de intolerancia baja, después con los de intolerancia media y, finalmente, con los de intolerancia alta. Para recortar estos plazos lo más aconsejable es repetir el test.

logonb

C/ Isaac Peral 12, Entrepl. Izda. 28015 Madrid

Contacto
info@clinicadenutricionmadrid.es

Atención

Teléfonos
915501427 / 682152096

Horarios
Atención telefónica:
Lunes a Viernes 10h-14h y 16h-20h
Horario asistencial:
Lunes a Jueves 10h-14h y 16h-20h

Política de cookies

Protección de datos

© Copyright 2018 - Clínica de Nutrición Madrid