Isaac Peral 12, Entrepl. Izda. 28015 Madrid
915501427 / 682152096

Clinica de nutrición Madrid

Una dieta adecuada es clave para mejorar la salud mental

Una dieta adecuada es clave para mejorar la salud mental

Recientemente la Sociedad Internacional para la Investigación Nutricional de Psiquiatría ha publicado un informe en el que se comunica la evidencia clínica, epidemiológica y científica sobre la influencia de la dieta en el desarrollo de enfermedades mentales (World Psychiatry. 2015;14:370-371).

Esta evidencia, clara en muchos casos, no siempre está completamente demostrada y ello supone la utilización de muchas sustancias sobre las que hay una enorme sospecha de que no son saludables, pero que se utilizan habitualmente como aditivos en la industria alimentaria, aún careciendo de una garantía total de su consumo. Sustancias como edulcorantes, saborizantes, colorantes, espesantes, agregantes, etc., sustancias que no tienen un respaldo científico sobre su seguridad alimentaria.

En nuestro entorno se observa que los cambios producidos en nuestra dieta en las últimas décadas, forzados por el estilo de vida, sobre todo, urbana, que conlleva estrés, sedentarismo y una alimentación basada en malos hábitos nutricionales (comida basura, alimentos preparados, precocinados o envasados y, por tanto, con alta concentración de aditivos), son los responsables del aumento, no sólo de obesidad o síndrome metabólico, sino también de trastornos mentales, enfermedades neurodegenerativas y/o autoinmunes (fibromialgia, esclerosis lateral amiotrófica, esclerosis múltiple, hipotiroidismo de Hashimoto, etc.) y alteraciones del neurodesarrollo. Además una alimentación poco saludable, en el marco de nuestra vida social, está asociada a unos elevados costes públicos y, lo que es más importante, a una mortalidad temprana.

Este “darse cuenta” de la situación es un verdadero problema de salud pública que no sólo es responsabilidad de los gobiernos, que también, sino de la responsabilidad individual cuya solución está al alcance de cada persona.

Y esta solución es sencilla y económica: modificar nuestros hábitos alimentarios hacia el consumo de alimentos frescos con una importante participación diaria de verduras y frutas, que permita el aporte de los macro y micronutrientes necesarios, que en el caso de la prevención de enfermedades mentales incluye ácidos grasos omega-3, vitaminas del complejo B, colina, hierro, zinc, magnesio, S-adenosil-metionina, vitamina D y aminoácidos, y si fuera necesario complementar la alimentación con la ayuda de alimentos nutracéuticos en base al criterio de su nutricionista.

 

© Copyright 2013 - Clínica de Nutrición Madrid
go to top